viernes, 24 de julio de 2015

La compensación de deudas o cómo pagar con lo que te deben.



Uno de los principales motivos de asfixia para todo tipo de empresas y autónomos es la morosidad empresarial. Un problema que ha llevado a que más de 400.000 empresas se hayan visto obligadas a cesar su actividad desde que comenzase la actual crisis económica en 2008.
La morosidad empresarial tiene su principal culpable en la falta de liquidez y en la imposibilidad de obtener un crédito por parte de las entidades financieras, lo que ha llevado a que se cree un efecto contagio entre las empresas que no pueden pagar sus deudas porque a su vez no cobran y no disponen de liquidez. En muchos casos, la morosidad surge a causa de pequeñas deudas de cantidades no demasiado altas, pero que cuyos impagos acaban afectando a otras empresas que se encuentran atadas de pies y manos ante la falta de soluciones por parte de la actual Ley de Morosidad.
La situación es la siguiente: una empresa no paga a otra porque a su vez esta tampoco ha cobrado los pagos de otra empresa. Esto hace que las empresas se encuentren sin cobrar sus pagos y sin poder pagar sus facturas pendientes, y así sucesivamente.
Y es que aunque la Ley de Morosidad fue revisada hace no mucho con el objetivo de buscar una solución a la morosidad empresarial, lo cierto es que básicamente solo hace hincapié en el tema vencimiento de los plazos de pago, ignorando el principal problema que conlleva a la morosidad empresarial, la falta de liquidez. Ante esta situación, la única alternativa que se presentaba era la de acudir a la vía judicial con todo lo que ello conlleva y sin tener la garantía de que se encontrará una solución.
La posibilidad de pagar con lo que te deben
Una solución alternativa es la compensación de deudas. Un procedimiento que permite a las empresas pagar con lo que les deben y que se está constituyendo como una opción muy interesante para afrontar el grave problema de la morosidad. La compensación de deudas consiste en una fórmula que se aplica en aquellos casos en los que dos empresas comparten una relación comercial y tienen facturas conjuntas pendientes de pago y de cobro.
De modo que dos empresas que mantienen una relación comercial y que se deben dinero la una a la otra, pero no pueden pagar esa deuda porque no disponen de liquidez, pasan a compensar sus deudas reduciéndolas al máximo posible o incluso llegando a cancelarla definitivamente. El problema llega cuando en la ecuación están presentes más de dos empresas, ya que el efecto contagio que comentábamos anteriormente puede salpicar a un gran número de empresas aunque no hayan tenido una relación comercial directamente.
Aquí aparece el procedimiento verdaderamente novedoso para acabar con la morosidad empresarial, la compensación de deudas multilateral, una fórmula desarrollada por la plataforma online Deudae.com que permite aplicar la compensación de deudas entre varias empresas con el objetivo de llegar a compensar el mayor volumen de deuda posible. Se trata de un servicio muy realista para aquellas empresas que no pueden pagar porque a su vez tampoco cobran y que son a la vez empresas deudoras y acreedoras.
Lo único que se necesita para poder acogerse a la compensación de deudas multilateral es ser una empresa deudora y acreedora a la vez, con facturas vencidas pendientes tanto de pago como de cobro, y darse de alta de forma gratuita en Deudae.com. Lo siguiente será registrar (de forma confidencial) tus facturas pendientes, que quedarán almacenadas en la base de datos de Deudae para tratar de buscar una posible cadena de deuda con la ayuda de un algoritmo matemático desarrollado por el Departamento de Matemáticas de la UNED.
Tras encontrar una cadena de deuda y haber compensado el mayor volumen de deuda posible, llegando en algunos casos incluso a cancelarla definitivamente, tan solo tendrás que pagar una pequeña comisión del 3% a Deudae del volumen total de la deuda compensada. De modo que si no se consiguen resultados, no tendrás que pagar nada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada